¿QUÉ PASOS SEGUIR TRAS SUFRIR UN ACCIDENTE DE TRÁFICO?

Sentados cómodamente en el sofá de casa todos pensamos que actuaríamos correctamente ante un siniestro de tráfico. 

Sin embargo, normalmente la realidad está muy lejos de esa imagen de nuestra cabeza.

En un accidente de tráfico entran en juego los nervios. El estrés de la situación hace que la parte racional de nuestro cerebro se quede a un lado y eso provoca que nuestra reacción no sea la mejor.
Por eso, no está de más recordar cuáles son los

7 primeros pasos tras sufrir un accidente de coche.

accidente tráfico ariela campos

1. Lo más importante es comprobar el estado físico de los implicados.

2.  Protocolo P.A.S.

(Proteger, Avisar y Socorrer). Si el accidente de coche es grave o hay heridos, se deben seguir estas premisas:
Proteger implica señalizar la zona lo mejor que se pueda, hacerse ver con el chaleco reflectante y en general, todas aquellas acciones que impidan que los daños se agraven o se provoque otro accidente o atropello.

Avisar a los medios de emergencia aportando de forma concisa todos los datos que se pueda acerca de lugar del siniestro, vehículos implicados, estado de las posibles víctimas, etc.

Socorrer a las víctimas hasta la llegada de los servicios médicos (¡¡Cuidado!! Respecto a los primeros auxilios sólo debemos hacer aquello que estemos seguros de que es correcto. Muchas lesiones medulares se causan por una mala manipulación de las víctimas)

Respecto al protocolo PAS, echadle un vistazo a este video de la revista de la D.G.T.

3. Si no se aprecian lesiones personales, se deben retirar los coches de la calzada , para poder restablecer la circulación lo antes posible.

En este punto, yo siempre recomiendo a mis clientes que antes de mover los vehículos, saquen unas cuantas fotografías, que serán de gran utilidad en caso de discrepancias posteriores. Hoy en día todos llevamos una cámara en el móvil, con lo que esto no será nada difícil y puede ayudar mucho.

4. Rellenar la declaración amistosa de accidente.

El llamado “parte amistoso” no es más que un documento en el que los implicados en el siniestro indican sus datos, los hechos sucedidos y los daños que se hayan producido.
Todos esos datos ayudarán a la tramitación posterior del accidente de tráfico.
En concreto, son importantes los siguientes datos:

  • Fecha, lugar y hora del accidente
  • Datos de los coches implicados: matrícula, modelo y color. Daños que se observan en los vehículos.
  • Datos identificativos de los conductores: nombre, apellidos, DNI, teléfono,…
  • Datos de los seguros: nombre compañía aseguradora, nombre del titular del seguro, nº póliza, etc.
  • Datos de testigos del accidente siempre pueden ser de utilidad

Se dispone de un plazo de 7 días para remitir ese parte a nuestra compañía de seguros.

Ojo: Al rellenar la declaración amistosa de accidente, yo siempre recomiendo a mis clientes que marquen “sí” en la casilla que indica “Víctimas incluso leves” (apartado 3 del parte amistoso). En la mayoría de ocasiones, cuando se trata de siniestros leves, no se aprecian lesiones en el momento, sino que se manifiestan horas más tarde.

parte amistoso accidente tráfico

5. Llamar a la Policía o Guardia Civil cuando haya daños personales o sea inviable un acuerdo entre los implicados. Ellos elaborarán un atestado en base al que se podrá establecer la responsabilidad del siniestro.

6. Acudir al Centro médico de referencia. Como dije antes, aunque en un principio pueda parecer que no se tienen lesiones, con el paso de las horas es posible que empiecen a surgir dolores y molestias.

Además, la existencia de partes médicos facilita mucho la tarea de reclamar una posible indemnización por las lesiones sufridas en el siniestro.

Importante que esa visita al médico se produzca dentro de las 72 horas siguientes al accidente para que no se rompa el llamado “nexo causal” del siniestro por el criterio cronológico.

7. Si quieres estar bien asesorado es fundamental contactar cuanto antes con un abogado especializado en accidentes de tráfico.

Si es un auténtico especialista, te guiará en todo el proceso tras el siniestro: Primero, durante el tratamiento médico, en el que es importante seguir los pasos adecuados hasta el alta (traumatólogo, rehabilitación, etc.) y así obtener unos informes médicos que reflejen con claridad el alcance de las lesiones sufridas y las posibles secuelas.

Después, un buen abogado se encargará de reclamar el arreglo de los daños causados, así como las posibles indemnizaciones que correspondan a las víctimas por sus lesiones y secuelas.

Lo ideal es intentar primero una negociación amistosa con el tramitador de la compañía de seguros y, si esto no funciona, acudir a la vía judicial.

En próximos artículos iré analizando desde un punto de vista práctico los aspectos más relevantes de los accidentes de tráfico.

Si te ha parecido útil este post, te animo a compartirlo en tus redes sociales. De este modo conseguiré más visibilidad y podré ayudar así a más gente.

Llama ahora